Get Adobe Flash player

EL CONTEXTO HISTÓRICO

 

      El  actual Liceo Enrique Ballacey Cottereau tiene sus orígenes en una época especial del desarrollo de nuestro país y surge inicialmente como “Liceo de Angol”.

 En el contexto nacional  se daban situaciones como las siguientes:

  • El país acababa de terminar la guerra contra Perú y Bolivia, la que se había iniciado en 1879.
  • Era la época en que existían una serie de mortíferas epidemias, que se extendía por el país.
  • Era presidente de la Republica Don José Manuel Balmaceda.
  • Era la época en que los chilenos dejaban la agricultura y se dirigían a los grandes centros mineros.
  • Se comenzaban a presentar problemas cada vez más complejos tales como: la vivienda obrera, atención médica y salubridad, para la clase trabajadora.
  • En lo educacional se estaba produciendo el cambio del modelo pedagógico Ingles se estaba pasando al modelo pedagógico  Alemán.
  • Con el fin de mejorar la educación secundaria se funda el Instituto pedagógico en la Universidad de Chile. Acto que redundaría en una mejor preparación de los profesores.
  • Es la época en que en educación se adoptó el “plan concéntrico” que distribuye las materias en todos los cursos a lo largo de “las humanidades”, en vez de hacer materias concentradas en cada curso.
  • Respecto a la educación secundaria, se sabe que existen en el país  un total de 27 liceos. 

 


  EL CONTEXTO LOCAL 

 

  • En 1883 se había terminado de ocupar completamente la araucanía, tierra que era indomable.
  • Era la época en que la agricultura florecía y comenzaban a llegar en masa las maquinas trilladoras, hasta entonces, casi desconocidas en la ciudad.
  • Existían tres grandes casas comerciales.
  • Las transacciones comerciales se efectuaban en el Banco José Bunster y el Banco Valparaíso.
  • Era la época en que se crearon el hospital de Angol y se organizó la Cruz Roja.
  • La ciudad de Angol cumplía 25 años de existencia, desde su última fundación y tenia unos 7.000 habitantes.
  • En lo educacional, en 1883 Angol tenía 03 escuelas públicas. Las escuelas particulares que existían generalmente eran de corta existencia.
  • En 1884 se creó una escuela nocturna para adultos.
  • En el contexto de esta realidad es que surge el deseo y la necesidad de un grupo de nobles ciudadanos de  disponer de una institución que entregara educación secundaria  a sus hijos. 

      Como una forma de hacer realidad este sueño se procedió a elevar una solicitud al nivel central de Chile, en la cual se pedía autorización, al presidente de la república,  para crear  un Liceo para  la ciudad de Angol.

El 19 de diciembre de 1887, corresponde a la fecha exacta en que se dictó el Decreto Supremo, cuyo texto es el siguiente:

 


“Visto el oficio que precede y teniendo presente el Nº 1 del Artículo de la ley de 9 de enero de 1879, decreto:

1º – Establécese en la ciudad de Angol un Liceo que funcione desde el 1º de marzo próximo. Por el año próximo habrá en este establecimiento las clases correspondientes a las del curso preparatorio y primer año de Humanidades.

Este liceo admitirá únicamente alumnos externos y tendrá la siguiente planta de empleados: un rector, un inspector, un portero y los profesores que sean necesarios, con arreglo a las disposiciones del decreto Supremo de 9 de enero de 1879.

Tómese razón, comuníquese e insértese en el Boletín de las leyes.- Balmaceda.- P.L Cuadra.


 

LA PRIMERA GENERACIÓN

 

Abría así el Liceo sus  puertas al público, dirigido por el siguiente personal:

 

Rector: don Enrique Ballacey

Inspector: don Delfín Sotomayor

Profesor de Aritmética: don Juan B. Faúndez

Profesor de Gramática: don Tobías Sepúlveda.

Profesor de Francés, Geografía descriptiva e Historia Sagrada:don Enrique ballacey.

Profesor de Curso Preparatorio: don Tobías Sepúlveda.


     La satisfacción de contar con un Liceo, en la ciudad, se reflejó en la  buena  acogida que éste tuvo, lo cual hizo variar su matrícula en  el primer año, de comenzar con 38 alumnos se finalizó  con 98.

     De ahí en adelante la vida del Liceo de Angol fue una constante, todos anhelaban que sus hijos pudieran ingresar a sus aulas, por que  de ellas salían con una variada gama de posibilidades.

      La vida al interior del  liceo era variada, se adquirían nuevos conocimientos, se desarrollaban habilidades,  se practicabanacciones sociales y se tejían amistades.

      Un rol clave en el desarrollo del liceo fue el trabajo abnegado de un variado número de directores, variado en cuanto algunos directos estuvieron poco tiempo, ya sea por problemas de salud o por que por la calidad de su trabajo lo asignaban a otras funciones de  servicio público. 


ALUMNOS Y PROFESORES

      Desde los inicios de este nuestro querido liceo, siempre ha existido un número considerable de docentes y alumnos que se han destacado, puedo mencionar por ejemplo a:

 Profesores:

 ·       Don Tomás Guevara: Gran historiador, etnólogo y arqueólogo, desempeñó en Angol, además de sus funciones docentes,

         cargos  administrativos, como el de secretario de la Intendencia de Malleco y Gobernador del departamento de Mariluán.

         Posteriormente  fue rector del Liceo de Temuco y del José Victorino Lastarria

.        Don J. Guillermo Cid Morales: desempeño varios cargos en el Liceo y luego fue trasladado a Valparaíso.

.        Don Agustín Maturana: fue profesor de dibujo y Matemáticas, secretario de la Intendencia durante  muchos años e

         Intendente   suplente en varias ocasiones.

 Alumnos:

.    Don Manuel Barros Castañon, Ministro de Relaciones Exteriores en varios periodos y Ministro Diplomático.

·    Fernando Sepúlveda Onfray, General de la República.

·    Nestor  Larena Fuenzalida,  Intendente de Cautín.

·    Joaquín Ortega Folch, Periodista.

·    Julio Sepúlveda  Onfray, Gobernador de Angol.

·    Manuel Cortés,  Ministro de Corte.

·    José Luis Osorio, Diputado.

      Para llevar a efecto un trabajo fructífero, la administración y los docentes del Liceo de Angol, siempre estuvieron dispuestos a sobreponerse a situaciones de privacidad y adversidad. Puedo mencionar por ejemplo las inundaciones de 1899 y 1904.

      En más de una oportunidad, las condiciones reales de infraestructura hicieron necesario el cambio de dependencias, con el fin de no ver interrumpidas las labores académicas.

 


  

EN PLENA EXPANSIÓN.

 

 El tiempo transcurría y el Liceo crecía, así lo demuestran los siguientes datos:

  • En 1912 se contaba con 07 cursos, incluyendo los paralelos: una preparatoria inferior, dos superiores, dos 1º años de Humanidades,  un  2º y un 3º. Su matrícula total era de, más o menos, 230 alumnos.
  • Los cursos de Humanidades se completaron con el paso de los años: en 1916 funcionó el 4º año; en 1917 el 5º; y en 1922 se creó el  6º.
  • En 1932, cuando el Liceo cumplió 45 años ya tenía nueve cursos de Humanidades y tres de Preparatorias.
  • En el año 1945 el liceo poseía 15 cursos: 12  de Humanidades y 03 de Preparatorias.
  • El Liceo crecía y lo hacía  a la par de lo que le sucedía a la ciudad que lo acogía, eran los años en que Angol se iluminaba con los primeros faroles, entre 1913 y 1922.

       La ciudad también comenzaba a modernizarse en cuanto al sistema de agua potable y  de alcantarillado, juntamente con estos adelantos se iniciaban obras de pavimentación y asfalto en varias calles de la ciudad.

        El progreso material que se mostraba en la ciudad no venía solo, más bien tría aparejado el desarrollo de variadas actividades culturales:

  • Algunas de ellas eran tan sencillas como las que traían los circos que visitaban la ciudad.
  • Otras eran proporcionadas por las obras teatrales que se presentaban en el Teatro Municipal.
  • El cine era proporcionado por compañías que iban de pueblo en pueblo proporcionando esta novedad.
  • Un aporte importante a la cultura estaba dado por las instituciones formales como es el caso de escuelas y liceos.
  • Del Liceo de Angol, cuentan los registros que aportaba con:
  • Pianistas.
  • Orquesta.
  • Coro.
  • Danza.

     En el transcurso del tiempo, desde aquellos lejanos años del surgimiento de Liceo de Angol, se ha tenido la oportunidad de crecer en los más variados aspectos que atañen a una institución educativa.

     Ha sido necesario por ejemplo, responder a las exigencias del cambio de los tiempos, con todo lo que ello trae aparejado.

El Liceo ha tenido que  enfrentarse a:

  • Importantes Reformas Educacionales.
  • Al cambio de mentalidad de las personas.
  • Al cambio de corrientes pedagógicas.
  • Las nuevas exigencias de un mundo industrializado.
  • Los desafíos de un mundo con alto desarrollo científico.
  • Las exigencias de un mundo competitivo.
  • Las aspiraciones socios estratégicos, en los grandes tratados internacionales.
  • Los cambios en las estructuras sociales.
  • La ruptura del esquema tradicional de familia.
  • Al aumento de los desvalores.

     Sin embargo, con orgullo podemos decir que los agentes educativos de este liceo, se encuentran siempre dispuesto a continuar con su magna labor de no solo entregar contenidos, sino más bien seguir educando a señoritas y jóvenes que nos son confiados a diario en nuestras aulas.